Los actores sociales del patrimonio: corporaciones culturales

Un efecto dinamizador al interior del campo de la cultura es el que provocan las corporaciones culturales, dedicadas a apoyar y promover proyectos en distintos ámbitos, entre ellos el patrimonio. Muchas veces estas entidades tienen su origen en colectivos o grupos de personas que comparten intereses, y que han decidido organizarse para canalizar iniciativas y recursos con el fin de cumplir objetivos específicos. De esta manera constituyen un importante actor de la sociedad civil, pues sus orientaciones y acciones se encuentran muy cercanas a las transformaciones que experimenta la realidad cultural, sobre todo a nivel local. Una de las cualidades de la actividad corporativa, es que a través de ella se comunican y coordinan distintos actores del campo, favoreciendo la colaboración y el desarrollo de redes. Un ejemplo de ello, es la labor que realizan a partir de la [!B:Ley N° 18.985 de Donaciones con fines culturales], que las sitúa como gestoras e intermediarias para el desarrollo de proyectos culturales. En el ámbito del patrimonio, una de las corporaciones más importantes es la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile, de amplia trayectoria e interesada en diversos patrimonios. A su vez, existen corporaciones organizadas en función del rescate y promoción de patrimonios específicos, como son el Centro Nacional de Patrimonio Fotográfico, la Corporación de Patrimonio Sonoro y Audiovisual MINGACO, la Corporación Patrimonio Sur, Corporación Museo del Salitre, Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, entre otras.

Recursos adicionales

readspeaker