Convención de 1970 de la Unesco se encuentra en el Congreso

Puco de cerámica, cultura Diaguita, Monumento Nacional. Colección arqueológica, Museo del Limarí.

Puco de cerámica, cultura Diaguita, Monumento Nacional. Colección arqueológica, Museo del Limarí.

El 1 de abril de 2013, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno y la Ministra de Educación, Carolina Schmidt, hicieron llegar al Honorable Senado de la República, la solicitud de desarchivo del proyecto de acuerdo para aprobar la Convención sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales, adoptada por la Unesco en 1970.

Esto, pues la apropiación indebida, el robo, hurto y receptación, así como la importación y exportación ilegales de bienes culturales constituyen una práctica que causa un daño irreparable a la memoria y legado de un país.

En este sentido, y según lo planteado por la Unesco, "la protección del patrimonio y de los bienes culturales dependerá en buena medida de la existencia y aplicación adecuada de las legislaciones nacionales (leyes, decretos, etc.) y las convenciones internacionales"1.

En estos momentos, Chile es uno de los pocos países de América Latina y el Caribe que aún no ratifica dicha Convención. Es por esto que en un trabajo conjunto, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) han realizado grandes esfuerzos por dar a conocer la relevancia de que nuestro país se una a los esfuerzos internacionales para la protección del patrimonio cultural.

Por lo anterior, la ratificación fortalecería el rol de nuestro país como miembro activo de los espacios de colaboración y de diálogo internacionales. Esto reflejaría los avances realizados en materia de coordinación y de cooperación interinstitucional, aunando y compartiendo experiencias y conocimientos, tanto dentro de Chile como con nuestros países vecinos. Actualmente este tema pendiente afecta nuestras relaciones diplomáticas culturales.

Además, se evitaría el riesgo de transformarnos en una plataforma de tráfico ilícito de bienes culturales, con el costo que esto implicaría para muestra imagen país

Actualmente, la solicitud de desarchivo se encuentra en la Tabla de Sesiones del Senado para ser discutida. De ser aprobada por el Senado y por la Cámara de Diputados, podría ser ratificada por del Presidente de la República.

1 Unesco, Medidas jurídicas y prácticas contra el tráfico ilícito de bienes culturales, Manual Unesco, París, 2006, p. 3.

Recursos adicionales

La Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Patrimoniales
La Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Patrimoniales
306.9kb
Materias: Institucional - Legislación
readspeaker