Este miércoles 29 de noviembre

Un reconocimiento en vida a dos personalidades de la música chilena

El maestro Fernando García en el conversatorio, “La diáspora de los músicos en 1973", junto a Mariela Ferreira, directora del conjunto Cuncumen

En el marco del conversatorio, “La diáspora de los músicos en 1973”, organizado por el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional, se realizó un reconocimiento a dos grandes maestros de la escena musical latinoamericana: Celso Garrido y Fernando García.

30/11/2017

Fuente: Servicio Nacional del Patrimonio Cultural

La vida cultural chilena se ha visto beneficiada en su historia por la presencia de artistas extranjeros, ya sea que se hayan radicado en nuestro suelo, o que por diferentes motivos vivieron un largo período de su vida en Chile. Entre los segundos encontramos a la figura del compositor peruano Celso Garrido-Lecca (nacido en Piura en 1926), quien desarrolló gran parte de su labor creativa en nuestro país. Y es que a pesar de haber retornado a Perú hace más de 40 años, sus vínculos con Chile son tan estrechos que él mismo se considera “medio peruano y medio chileno”.

En este sentido, este miércoles 29 de noviembre, la sala América de la Biblioteca Nacional fue el escenario propicio para realizar un homenaje a Celso Garrido y al reconocido compositor nacional Fernando García, en el marco del conversatorio “La diáspora de los músicos en 1973”.

Junto al reconocimiento a estos  maestros de la música nacional, también se realizó un conversatorio donde además, estuvo presente Mariela Ferreira, directora del conjunto Cuncumen. Esta actividad fue moderada por Laura Jordán, doctora en musicología de la Université de Laval.

Es importante destacar que la actividad contó con la presencia del embajador de Perú en nuestro país, don Jorge Valdez, el director de la Dibam, Ángel Cabeza y el subdirector de la Biblioteca Nacional, Pedro Pablo Zegers.

Un legado imborrable

Celso Garrido-Lecca (Piura en 1926), ha desarrollado gran parte de su labor creativa en nuestro país. Vivió en Chile entre 1950 y 1973, durante ese período fue dos veces presidente de la Asociación Nacional de Compositores, y tras el golpe de estado volvió a Perú. Allí comenzó una nueva etapa en que empezó a explorar la Nueva Canción y formó, dentro del Conservatorio Nacional, un Taller de la Canción Popular.

Por su parte, Fernando   García es miembro de la Academia de Bellas Artes del Instituto de Chile, de la Asociación Nacional de Compositores de Chile y del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música y Arte. Muchas de las más de 300 obras de maestro García se han conocido e interpretado en América, Europa y Asia. 

Recursos adicionales

Materias: Bibliotecas - Institucional
Palabras clave: Archivo de música
readspeaker