Pasar al contenido principal

Patrimonio y Género

Danza y Género

Ternura, danza, poéticas y tercer género en experiencia investigativa Morpho

Publicado el 17/01/2023
Diego Sanchez _Malena Altamirano 10
Entendido como un proceso investigativo que cruza danza, música y literatura, Morpho, busca dialogar, desde un enfoque de género, en torno al peso de la heteronormatividad desde el cuerpo en movimiento. Dialogamos con el creador, escritor y coreógrafo Joel Inzunza en torno a este camino de creación y su mirada en torno a lo patrimonial.

El pasado 11 de enero pasado se presentó el poemario y soundtrack “Morpho”, en el Citylab, del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM). La instancia vino a complementar un trayecto creativo en danza contemporánea gestado por el coreógrafo nacional Joel Inzunza y su compañía, y que inició el año pasado con una residencia investigativa que fue parte de la programación convocada por el GAM para el 2022. La investigación detrás de “Morpho” incluyó entrevistas y un acercamiento a distintos enfoques teóricos en torno a la identidad y el género, desde la teoría y la ecología queer hasta los espacios teóricos y conceptuales que abre el tercer género, ejes que afectaron y resonaron en la pieza escénica interdisciplinaria que integró la práctica de la danza, la escritura y la música. La obra busca ser un espacio de experimentación y diálogo, tanto para la comunidad que le conoce, escucha y visiona, como para el propio elenco integrado por los intérpretes en danza Daniella Santibáñez, Ignacia Peralta, César Cisternas, Daniel Arce y Pable Morales. 

     Las experiencias disidentes del tercer género son claves en esta obra de danza contemporánea. Esta denominación abarca realidades y estados como las de Hijras, Muxe, Epupillan y Two Spirits, donde se mueven y habitan el cuerpo dos energías, que fluyen, coexisten y hacen desaparecer ciertas nomenclaturas binarias. Cómo nace “Morpho” y la mirada crítica de Joel Inzunza en torno a la práctica de la danza y sus conexiones con lo patrimonial, en esta entrevista para nuestro sitio Patrimonio y Género.

¿Cómo se gesta Morpho y cómo se articula a tu mirada como coreógrafo?

“Morpho surgió como proyecto creativo ideado para la convocatoria GAM 2022. Fue una sorpresa reveladora haber sido seleccionados para su programación, y desde ahí gestar en residencia un proyecto que nos cambió la mirada sobre la Identidad y el género. Lo abstracto, sensible y metafórico fueron anclando una escritura muy sugerente y sugestiva, lo que permitió una exploración sobre campos nuevos y revitalizantes con el cuerpo. Llegamos a conceptos dinámicos para descontracturar algunas nociones habituales, tradicionales o heteronormativas. Situarse desde un lugar distinto siempre implica la pérdida de lo conocido, y como equipo nos lanzamos a un vacío que nos entregó profundos aprendizajes y que nos abrieron la percepción sobre lo que podemos reconocer como identidad y género”.

 

¿Qué interpela o incomoda esta obra? ¿Qué relaciones establece con el presente?

“Un lugar micropolítico ha sido el de acercarse a ámbitos de Identidad y género desde un lugar bondadoso y generoso, y estableciendo un contacto muy respetuoso. Aclarando que nuestro abordaje no intenta anclar desesperadamente una apropiación cultural ni política sobre movimientos socio-históricos, sino que centrarse en una zona intermedia, en  un acercamiento de conocimientos sobre el tercer género y la ecología queer. Me interesaba dejar de lado lo antropocéntrico, para llevar la atención metafórica y poética hacia la energía, los cambios de estados y hacia ese campo de lo subjetivo. En lo personal, es una protesta sensible, un lugar político, un lugar discursivo posible que dialoga con lógicas temáticas de consumo, en un espacio cultural tan imponente como GAM. Nos instalamos desde un lugar casi mitológico de hacer cuerpo y donde es posible validar espacios reflexivos y creativos con la virtud de las sensopercepciones como parte de los espacios delicados para hablar - tocar - proponer - acercar nociones de percepciones de género. Creo que ese es nuestro lugar de práctica y de conocimiento, lo que nos sigue removiendo aún en estos días".

 

Desde las artes escénicas, ¿cuál es tu mirada critica en torno al cruce patrimonio y género?

“Además de lo disonante de mezclar ambas, como ser sensible, me traslada hacia conceptos estáticos, y considero que el cuerpo tiene una virtud móvil, plástica y cambiante. Considero que algunos ámbitos patrimoniales van a des-tiempo, haciendo hincapié a un impulso para “estudiar” las cosas. En este sentido, la mente siempre ha tenido un lugar preponderante y aquella verticalidad en algún momento debe caer. Creo que ese conjunto de bienes no marca necesariamente la identidad de las cosas. Remarcar, premiar o delinear esas características son, sin duda, la muestra de algo más profundo y que tenemos pendiente como humanidad. La horizontalidad, en ese sentido, siempre es generosa y nos permite hacernos paisaje en lógicas en las cuales la naturaleza nos muestran que sí es posible pensar con el cuerpo”. 

SI deseas conocer algo más del proceso creativo en danza “Morpho” y acercarte, además, a su poemario y soundtrack, puedes hacerlo a través de las redes de Joel Inzunza & Co. 

Galería

Cedida Morpho

Cedida Morpho

Cedida Morpho

Cedida Morpho

Josefina Pérez Morpho

Josefina Pérez Morpho